Analizando la plataforma de virtualización de Red Hat (RHEV)

20/11/2009 12:17 pm

Ayer asistimos a una nueva edición de la Red Hat Tech Happy Hour que en esta ocasión presentaba la nueva plataforma de virtualización que hace apenas unas semanas ha lanzado Red Hat. La apuesta es fuerte pero está claro que las empresas del software libre tienen mucho que decir en este campo, así que las expectativas así mismo son grandes. Cómo introducción podéis ver en este vídeo de demostración de la plataforma:

rhev

La apuesta de Red Hat, aunque inicialmente fue apostar por XEN, ahora al igual que la gente del kernel de Linux es apostar por KVM. Así KVM sirve cómo base para la plataforma de virtualización que presenta Red Hat, cuyo nombre en clave es RHEV. La plataforma, resumiendo mucho, está compuesta por una consola de administración y por el pool de servidores que actuarán cómo hypervisores conteniendo las máquinas virtuales que vayamos creando. Voy a empezar por las virtudes que son muchas e interesantes:

– La plataforma funcionará sobre cualquier servidor en el que funcione RHEL y cuyos procesadores tengan las extensiones de virtualización por hardware.
– La consola de administración es bastante completa y potente.
– La consola dispone de un potente sistema de búsquedas para crear vistas de nuestras máquinas virtuales, útil cuando gestionamos cientos o miles de ellas.
– Permite migración de máquinas virtuales en caliente.
– Dispone de soporte integrado para realizar fencing a través de distintos tipos de tarjetas de gestión remota.
– Permite utilizar distintas soluciones de almacenamiento físico nos permite utilizar NFS, iSCSI y dispositivos de fibra.
– Implementa alta disponibilidad de las máquinas virtuales, permitiendo arrancar estas en otro nodo en caso de caida de unos de los servidores anfitriones, tema que pudimos ver directamente en vivo en la demo.
– Sistema de despliegue basado en plantillas o a través de Red Hat Satelite bastante flexible.
– Aprovecha el sistema de gestión avanzado de memoria que nos permite ahorrarnos los bloques de memoria que estén compartidos entre varias máquinas virtuales con lo que podríamos ahorrar bastante memoria siempre que los sistemas desplegados tengan muchos elementos en común.
– En un futuro estará integrado con SE Linux con lo que se realizará una separación mucho más fuerte entre los entornos de seguridad de cada máquina virtual haciendo mucho más difícil que un fallo de seguridad nos pudiera permitir acceder de unas máquinas a otras.
– Podemos utilizar cómo hosts anfitriones tanto RHEV-H, una versión reducida de RHEL enfocada a funcionar cómo hypervisor, o RHEL 5.4 en adelante en caso de querer hacer uso de alguna funcionalidad que no venga presente en RHEV-H.

Ahora vamos a otras cosas que no me gustaron tanto:

– La consola sólo funciona sobre Windows 2003 (WTF!). Pues sí la cara de tonto que se nos quedó a todos cuando lo comentaron fue increíble. Red Hat creando un producto que requiere disponer de un servidor Windows para funcionar y además incluso para la gestión de la misma no permite el acceso desde terminales Linux a pesar de basarse en tecnología Web.

rhev-console

La aclaración de porqué ha sido esto es fácil: Red Hat tenía que entrar en el mercado de la virtualización con una plataforma mucho más potente e integrada que lo que se ofrecía en RHEL y para ello adquirió una empresa especializada en esos temas. El problema es que buena parte de su producto está basado en Windows y .NET y para pasarlo a alguna tecnología libre necesitarían mucho tiempo, parece que proyectan tener una versión en Java dentro de algún tiempo, al parecer la opción de portarla a MONO tampoco les convenció. Si se hubieran esperado a tenerlo en Java llegarían más retrasados aún a la carrera por comerse el trozo de pastel de la virtualización y su esperanza es que la barrera de entrada de meter un sistema Windows no lo sea para muchas empresas ya que tienen un buen parque de esa tecnología. A mí la decisión no me convence y no creo que favorezca la visión cómo empresa de Red Hat cómo proveedor de software libre pero puedo llegar a entenderla, al menos tienen un producto y en algún tiempo será libre.

– Respecto a otros productos, cómo los que están orientados al campo de la gestión de Cloud, aún le faltan muchas opciones a la consola cómo puedan ser la provisión basada en tiempo o la escalabilidad automática, aunque tienen una opción de ahorro de energía en la que sólo tenemos levantados los servidores anfitriones dentro de un rango mínimo que determinemos para asumir la carga de máquinas virtuales que tengamos y dejar el resto apagados a la espera de que se requiera más carga. Al parecer las funcionalidades que faltan se pueden implementar mediante scripting, pero una integración en la consola de administración es algo interesante.

– Hay que mejorar las opciones de migración desde otras plataformas: VMWare, Xen, etc para que facilite la migración desde ese tipo de entornos.

En conclusión, esta primera aproximación para proveer de una solución profesional de virtualización para el datacenter de Red Hat es bastante completa y potente. El haber incluido una dependencia con un sistema propietario cómo Windows dentro de su arquitectura me parece un gran punto negativo para la adopción de la plataforma por aquellos que apuestan por el software libre, y esperemos que sea subsanado con prontitud, sino probablemente haya mucha gente que opte por implementar otras soluciones basadas en Linux.

Be Sociable, Share!

Un comentario a “Analizando la plataforma de virtualización de Red Hat (RHEV)”

Saintcross ha escrito un comentario en 6/2/2010
Mozilla Firefox 3.6 Windows 7
Mozilla Firefox 3.6 Windows 7

A ver Turégano, cuando te vas a desengañar?…estos tipos no son de los nuestros. Mira que sombrero llevan con el logotipo de Windors…que poca clase!
Arriba OpenVZ