Un joven millonario financia una distribución de Linux

13/1/2005 1:12 am

Escrito por Mercè Molist

Con sólo 31 años, Mark Shuttleworth ha tenido una vida de
película. Multimillonario a los 25, después de vender su
empresa informática, ha sido el segundo turista espacial de
la historia y un filántropo en tecnologías para mejorar la
sociedad. Su última aventura tiene nombre africano: Ubuntu,
una distribución del sistema operativo libre GNU/Linux que
está dando mucho que hablar.

“Ubuntu” significa bondad hacia los demás o, como dice
Shuttleworth, “si los otros son felices, yo lo soy”. El
joven nació en Sudáfrica en 1973. A los 21 años, montaban
una empresa especializada en certificados digitales, que
pronto cosechó un gran éxito, hasta hacer la competencia a
la afamada compañía Verisign, quien la compró, en 1999, por
575 millones de de dólares.

Para seguir leyendo pincha abajo:

Con el dinero en el bolsillo, Shuttleworth se dedicó a
“buscar formas creativas de gastarlo”. Montó una fundación
que financia proyectos para el progreso tecnológico, como
llevar ordenadores a las aulas de Sudáfrica. Y realizó un
sueño: ir al espacio. En 2002, viajó a la Estación Espacial
Internacional y se convirtió en el primer africano
astronauta. Esconde la emoción de la experiencia tras la
ironía: “¿Que qué pensaba cuando veía la Tierra? Pues que
veía la Tierra”.

De vuelta, buscó nuevas formas de inversión y filantropía
relacionadas con lo tecnológico, especialmente con romper
barreras entre países ricos y pobres: “Tenía tres posibles
proyectos y Ubuntu era el mejor. Es mi forma de devolver a
la comunidad lo que se me ha dado. No soy más que un chico
que tuvo suerte con las punto.com y la mayoría de cosas que
he hecho han sido copiando ideas de otros”.

Shuttleworth ésta convencido del poder del “software” libre,
que conoce desde sus tiempos universitarios: “Es una idea
subversiva, la gente se va uniendo a ella y, a su vez,
aporta otras ideas poderosas. Es parte de un cambio social y
económico, cada vez más empresas lo usan porque diluye las
diferencias entre empresas ricas y pobres. Y es una muestra
de lo que puede dar, al mundo, el trabajo voluntario y
colaborativo en Internet. Cada vez veremos más formas de
esta colaboración. La industria del contenido es el próximo
paso”.

Su intención con Ubuntu era “crear mi distribución Linux
ideal y la premisa básica fue su gratuidad”. Montó la
empresa Canonical Ltd y contrató a algunos de los mejores
programadores del mundo y de la veterana distribución Linux
Debian, en la que se basa Ubuntu y con la que comparte ser
“absolutamente libre”, de código abierto y precio gratuito.
En el tiempo récord de seis meses, nacía Ubuntu, que puede
descargarse de la red o recibirse gratuitamente en CD, una
solución pensada para partes del mundo con poca
conectividad.

Sus usuarios alaban lo fácil que se instala, los más de mil
programas que lleva incorporados y la promesa de
actualizaciones regulares cada seis meses, algo creible,
visto el alto ritmo de trabajo de sus desarrolladores:
Shuttleworth los reunía a principios de diciembre en Mataró
(Barcelona), durante quince días de maratonianas reuniones,
que sólo rompieron para recibir a representantes de la
Generalitat de Catalunya y participar en un encuentro del
grupo Barceloneses Domadores de Pingüinos.

Ubuntu destaca por su vocación multilingüe: viene traducido
a las lenguas europeas mayoritarias, incluído el catalán.
Junto con la distribución, han liberado una herramienta
automática de traducción de programas llamada Rosetta. Dice
Shuttleworth: “El multilingüismo es algo que nos ayudará a
ganar, hará que más gente use “software” libre. Además, hace
que Ubuntu sea diferente”.

Pero el programa en sí no es la única razón del éxito, dice:
“Es importante tener un equipo que sabe trabajar en
comunidad y no competir con distribuciones de empresas como
Red Hat o Novell, seguir un camino más abierto que ellas”.
Shuttleworth quiere hacer dinero con Ubuntu, pero no
vendiendo los programas, como hacen estas compañías, sinó el
soporte técnico especializado.

Ubuntu
https://www.ubuntulinux.org
Mark Shuttleworth
http://www.markshuttleworth.com


Copyright 2004 Mercè Molist.
Verbatim copying, translation and distribution of this
entire article is permitted in any digital medium, provided
this notice is preserved.

Be Sociable, Share!

3 comentarios a “Un joven millonario financia una distribución de Linux”

Javier ha escrito un comentario en 13/1/2005

La verdad es que desde hace tiempo llevo pensando en probar esta distribución pero no sabía nada de cómo se había creado y porqué su nombre era africano.

Creo que ha llegado el momento de actualizar mi ya anticuada Fedora Core 2 y poner algo un poco más moderno. ¡Ubuntu al poder!

El Po ha escrito un comentario en 13/1/2005

Hay algo que no entiendo en esta página que son los dias de la semana. La semana empieza un D (domingo) y termina un D(domingo?) pero es que despues de X (Miercoles?) va un M (cualo?) y luego no hay J

Javier ha escrito un comentario en 13/1/2005

Mmmm, que curioso, prometo hecharle un vistazo a ver que leche le pasa al calendario, pero así está más original, ¿no?