Archivo para 'octubre, 2011'

Pensando en Devops

23/10/2011 12:19 pm

No sé si os lo he comentado ya varias veces pero me encanta la nueva mentalidad alrededor de las tendencias Devops y las Operaciones Web ágiles. Creo que es un cambio de mentalidad necesario y un gran avance para nuestra profesión pero que implica cambios a todos los niveles. Ya llevaba tiempo pensando en escribir sobre el tema ya que los recursos en inglés sobre el mismo son inagotables, pero creo que no hay tanto en español, así que os voy a dejar un batiburrillo de reflexiones que últimamente me dan vueltas en la cabeza.

El otro día estuve en el London Puppet User Group meeting y disfruté bastante de las charlas especialmente la segunda en la que mostraron un enfoque diferente en la definición de recursos orientado a provisionar varios servidores a través de Open Nebula y dejarlos configurados y operativos, todo ello a través de Puppet. Pena que todavía no he tenido la suerte de poder acercarme a London Devops y me alegro infinito de que Madrid Devops siga viento en popa, desde aquí mis felicitaciones a Mari Carmen por el empeño que está poniendo y a todos los que os acercáis a compartir por ese foro, ¿se nota que os echo de menos? 😀

Una de las primeras cosas que me vinieron a la cabeza es que no estoy seguro de si la orientación que está tomando la gente de Puppet Labs va muy en la línea de lo que yo busco en su producto. Por un lado, mantener dos desarrollos separados para la edición Enterprise y la edición Comunidad y por otro, el enfoque hacia grandes corporaciones y hacia la incorporación de elementos cómo gestión de CMDB, Workflows, etc para mí rompe un poco con la mentalidad Unix: pequeñas herramientas que hacen muy bien su trabajo y que en conjunto te dan una gran flexibilidad. Personalmente me gustaria que se trabajara más en la parte de orquestación y en romper el enfoque nodista, decidir el estado de mis nodos, por uno mucho más orientado a conjunto o a servicio.

Me encanta mcollective, creo que es una herramienta muy potente, pero no dejo de verla cómo un loop ssh para ejecutar un comando en el resultado de la busqueda de nodos que cumplen ciertas características y no lo termino de enlazar con una orquestación más basada en estados cómo es puppet sino en acciones.

Por cierto, si tenéis tiempo libre y os interesa el tema de Puppet os recomiendo que le echéis un vistazo a los videos de la pasada Puppet Conf y también a este repositorio Git que ha compartido la gente de Wikimedia con los manifiestos que ellos están usando para gestionar su infraestructura.

Otra reflexión sobre puppet, antes de pasar a otro tema, me vino del descubrimiento que en las plantillas para ficheros tipo erb podía utilizar todo el código Ruby que quisiera y esto solucionó algunos de los problemas que me estaban rondando últimamente para definir algunas plantillas algo complejas. Desde entonces un run-run en mi cabeza no para de decirme si aplicando el mismo concepto no sería mucho más potente el uso de Chef que utiliza una sintaxis más amplia y te permite utilizar el juego completo de instrucciones de ruby en tus manifiestos. Hace tiempo que no pruebo Chef, pero comentando esto con gente de la conferencia me comentaban que la orientación de Chef no cambia únicamente en eso sino que también hay que tener en cuenta que al contrario que Puppet, la ejecución de la configuración en Chef en varias ocasiones consecutivas sobre el mismo entorno en el mismo estado podría no dar lugar a los mismos efectos. Aquí me vendría bien ayuda de gente que se haya pegado más con los dos sistemas, ¿cómo véis el estado del arte los Chefistas y los Puppeteros?

Y de paso aprovecho también para volcar a texto otra de mis inquietudes de los últimos meses. Hace ya tiempo que quiero ampliar mis habilidades aprendiendo y cogiendo práctica con un lenguaje de scripting que me ayude a ser más eficiente y amplie mis posibilidades. Al principio python parecía el camino adecuado, pero cada día que pasa siento que hay más y más herramientas de administración escritas en ruby, con lo que me crece la duda, por ahora sigo poco a poco la senda de python y ya sé que la respuesta a la pregunta es: aprende los dos, pero cómo el tiempo es limitado habrá que dividir los esfuerzos o priorizarlos, ¿cómo lo véis?

Una parte de la charlas posteriores entre cervezas y pizza que me encantó era lo que comentaba uno de los asistentes: “Yo no quiero a los desarrolladores anden tocando en mis servidores”, pero estuve pensando y creo que no sólo es la idea correcta sino que habría que ampliarla “No quiero a nadie rondando en mis servidores, ya sean de los equipos de desarrollo u operaciones y menos aún alguien de fuera”, si hay que hacer retoques en los entornos de producción estos deberían hacerse siempre desde las herramientas de gestión de configuración y cambios de tus entornos y a través de unos workflows definidos y probados ampliamente, nunca tener que realizar acciones directas sobre las máquinas. Otro de los comentarios fue que “los equipos de desarrollo quieren estar modificando continuamente lo subido y a veces van demasiado rápido”, y creo que aquí está otro de los puntos clave del cambio que estamos intentando llevar a cabo con mentalidades ágiles y devops: nuestro objetivo debe ser el de habilitar el cambio y potenciarlo, eso sí poniendo los mecanismos necesarios para asegurar el éxito: integración continua, desarrollo guiado por pruebas, automatización del despliegue, paso rápido entre entornos de pre y pro o despliegue continuo son los habilitadores para ello y tenemos que encontrar la mejor manera de integrarlos en nuestros ciclos para ganar en agilidad.

Y en el terreno herramientas, no puedo dejar de comentar una de mis favoritas en los últimos días es Vagrant, si no la habéis probado no tardéis mucho en hacerlo. Hace tiempo que estaba buscando un sistema que me permitiera gestionar facilmente máquinas virtuales en mi portátil de forma que si necesito probar algo en una Debian, Redhat o lo que sea pueda levantarla rapidamente tener un entorno configurado rápidamente y hacer la prueba y destruir la máquina. Para ello Vagrant es ideal, es un conjunto de scripts en Ruby, elo aquí de nuevo, que usan Virtualbox por debajo normalmente en modo no gráfico y que te permite levantar una serie de plantillas de máquinas virtuales (os recomiendo vagrantbox.es para descargarlas), además tiene integración con puppet y chef de forma que puedes indicarle que ejecute un manifiesto al arrancar y que te deje el entorno ya configurado según unos parámetros. Impresionantes las posibilidades también para los equipos de desarrollo a los que se puede pasar un entorno similar al de producción y ellos pueden ejecutarlo en sus máquinas para desarrollar, hacer pruebas, etc… Vamos, no hay día que no me levante al ritmo de un comandazo “vagrant up”!

Por último voy a dejar a continuación tres juegos de transparencias que me han gustado bastante en los últimos días y que creo que son bastante explicativas de todo esto al rededor del movimiento Devops:

Y lo más importante, si has llegado hasta aquí por favor deja tu comentario en la entrada para que generemos algo de debate al rededor del tema. Muchas gracias a todos. 😀

Aplicando Scrum en el departamento de IT

9/10/2011 8:24 pm

Esta entrada la tengo pendiente desde hace bastante tiempo y resume un poco las experiencias que hemos tenido en el uso de Scrum y metodologías ágiles dentro del departamento de IT. Cómo hay muchísimo ya escrito sobre cómo aplicar Scrum y sus efectos beneficiosos voy a enfocarme en una lista de comentarios sobre cómo he visto nuestra aplicación de la metodología.

– Cómo nuestro trabajo tiene un componente alto de resolución de incidencias y solicitudes que deben ser atendidas en un periodo muy corto de tiempo no pudiendo esperar a ser incluidas en el siguiente sprint al finalizar las dos semanas de este optamos por dedicar un porcentaje de nuestro esfuerzo diario al sprint en curso y el resto del porcentaje a las tareas del día a día, resultando ser bastante efectivo y sólo en algunos casos comiendose el tiempo de uno el otro.

– Inicialmente para que el salto de concepto no fuera demasiado grande no empezamos usando historias de usuario sino algo más parecido a una división por tareas y las valoraciones de dificultad estaban más enfocadas sobre el tiempo que le llevaría a cualquiera de nosotros llevar a cabo la misma que en la dificultad intrinseca de la misma. – Para evitar eternas discusiones de si eso era la forma “verdadera” de hacer Scrum les decíamos que nosotros hacíamos Scrutch no Scrum.

– La reunión de planificación del Sprint resulta mucho más útil que el modelo tradicional en la que alguien se encarga del diseño y el calculo de esfuerzos y luego todo el equipo debe responder por ello. Así todo el equipo recibe una visión temprana del volumen de trabajo y las dificultades y crea también una especie de compromiso con lo pronosticado, mucho mayor que si alguien te impone una cifra. Además el Planning Poker es divertido y también saca un poco la personalidad de cada uno a la hora de estimar tareas, ejercicio muy recomendable junto con las reuniones de retrospectiva.

– La pizarra con los postit y el burndown chart son una medida muy útil para que todo el mundo pueda ver de un vistazo dónde estamos y lo que queda por hacer para llegar al final del sprint a tiempo, además resultó un atractivo para el resto de equipos que no veían muy claro que hacíamos con los postit.

– Otro punto muy positivo fue el de la defnición de terminado para una tarea. Para nosotros en este caso no sólo siginificaba que estuviera hecho sino que estuviera provado, documentado y su correspondiente ticket actualizado, sin los cuales la tarea no se podía parasar a finalizada y así comenzar otra, con lo que todo el mundo tenía muy claro lo que había que hacer.

– Uno de nuestros fallos fue no conseguir una mayor implicación por parte de los distintos product owners, en muchos casos actuando la misma persona, vamos yo, actuaba cómo product owner, scrum master y miembro del equipo, lo que quitaba un poco el factor integrador que nos da el uso de Scrum. Otro fallo en algunos proyectos que implicaban otras areas fue no incluirlos en nuestro Sprint y simplemente esperar que para cuando nosotros estuvieramos en el punto de necesitar sus productos estos estarían listos.

– El product backlog es una herramienta que sigo utilizando para todo tipo de actividades para que nada quede en el olvido, se clasifique y se prepare su entrada a la ejecución.

– La valoración de la satisfacción creo que fue bastante grande y sobretodo una gran mejora frente a no utilizar ninguna metodología, quizá poco a poco se podría ir incorporando más conceptos puros de Scrum y mantener aquellas modificaciones que nos han sido de utilidad.

– Actualmente sólo lo usamos en momentos puntuales cuando aparece un trabajo que nos va a costar más de dos semanas y que debe ser llevado por varios miembros del equipo

– Constantemente pienso que Kanban podría ser una alternativa más global que nos permitiría también meter la gestión de incidencias y tengo pendiente que hagamos algún piloto para ver que tal nos funciona.

8/10/2011 11:06 am

Es increible pero ya ha pasado más de medio año desde que decidimos hacer las maletas y emigrar a la isla del té a las cinco. El tiempo pasa volando y aunque a mí me sigue pareciendo que llegamos ayer el maldito reloj ha seguido avanzando. Muchas cosas han ido mucho más lento de lo que esperábamos, he de reconocer que nos está costando arrancar pero que a la vez estamos disfrutando la aventura. Y en el futuro… ¿quién sabe? Igual en un mes estamos de vuelta que seguimos aquí por bastante tiempo.


“Fotos de la vida cotidiana en Cambridge.”

From Vida en Cambridge, posted by Javier Turégano on 4/08/2011 (37 items)

Generated by Facebook Photo Fetcher 2